La cría evitando enfermedades genéticas Picture

English Czech German Danish Spanish Finnish French Italian Dutch Portuguese Swedish Taiwanese

[Traducido por Xavier Alavedra, Els 4 Gat]

Por Ulrika Olsson

El riesgo que representan las enfermedades genéticas hereditarias es algo que se discute cada vez más a menudo entre los criadores de gatos y en los diversos clubes y asociaciones felinas. ¡Por supuesto todos quisiéramos que nuestros gatos fueran sanos! Todavía aparecen de vez en cuando nefastas enfermedades genéticas en las diferentes razas. ¿Por qué ocurre? ¿Qué podemos hacer? Para entender qué está sucediendo en nuestras razas cuando una "epidemia genética" se manifiesta, y para intentar controlarla, se necesita estudiar y aprender un poco los fundamentos de la genética de la población.

Un concepto importante: la frecuencia alélica

Tomemos como ejemplo el gen de la dilución e imaginemos que tenemos una población de 100 gatos de una misma raza. Puesto que cada gato tiene dos pares de cromosomas, esta población tendrá 200 loci para el gen de la dilución - es decir, 200 sitios o alelos en donde el alelo D o el alelo d pueden estar situados- . Ahora imaginemos que 40 de estos loci están ocupados por el alelo d, mientras que los 160 restantes los ocupa el alelo D. Entonces la frecuencia alélica de d en esta población es 40/200 = 0.20 = 20%. De la misma manera, la frecuencia alélica de D es 160/200 = 0.80 = 80%.

Así, si se cumplen ciertos criterios de equilibrio (equilibrio de Hardy-Weinberg's) - que en realidad, nunca se cumplen completamente, pero por el momento dejaremos este punto de vista - entonces la probabilidad de que dos alelos d aparezcan en un individuo, cuyo resultado es un gatito azul, será el 20% x 20% = 0.20 x 0.20 = 0.04 = 4%.

La probabilidad de que un gatito de esta población sea portador de la dilución (heterocigoto) es del 20% x 80% + 80% x 20% (es decir: la probabilidad de tener un alelo d en el primer cromosoma multiplicado por la probabilidad de tener un alelo D en el segundo cromosoma sumado a la probabilidad de tener, al revés, un alelo D en el primer cromosoma multiplicado por la probabilidad de tener un alelo d en el segundo cromosoma) = 2 x (0.20 x 0.80) = 0.32 = 32%.

La probabilidad de que un gatito de esta población sea negro no portador de la dilución (homocigoto DD), es de 80% x 80% = 0.80 x 0.80 = 0.64 = 64%.

Ahora lo podemos ver desde otro punto de vista. Imaginemos que se ha descubierto que el 16% de la población tiene la PRA. Si se pudiera asumir que los criterios de equilibrio mencionados antes se cumplieran (lo que supondría, entre otras cosas, que la población no se ha dividido en varias líneas), se podría entonces estimar la frecuencia alélica de la mutación recesiva responsable de la PRA. Llamemos a esta frecuencia alélica f. Sabemos que f x f = 0.16. Y solamente hay que solucionar la ecuación. f = raíz cuadrada de 0.16. f = 0.40 el = 40%.

Podemos ahora también estimar la proporción de portadores heterocigotos del alelo responsable de la PRA: (0.40 x 0.60) + (0.60 x 0.40) = 2 x (0.40 x 0.60) = 48%. ¿Muy práctico, no? ¡Ahora además del tema del pool genético y de la consanguinidad, vamos a abordar un tema muy importante!

Una población eficaz

El hecho de que algunas razas tengan una población mayor que otras y también el hecho de que el pool genético pueda ser demasiado limitado en las razas de menor población es probablemente obvio para la mayoría de los criadores. Pero demasiados criadores se confían en que las razas de mayor población - por ejemplo los Persas y los Birmanos - tienen un pool genético suficientemente grande. ¡No hay riesgo de consanguinidad, a menos que se elija hacerlo deliberadamente! Pero eso no es siempre verdad.

Se debate a veces que la reproducción intensiva, overbreeding, de algunos individuos excepcionales resulta dañino para la raza, incluso para las razas más numerosas. La forma más extrema de reproducción intensiva de un individuo que podemos llegar imaginar sería que un solo macho se apareara con cada hembra de una población, en una sola generación. Con tal práctica de cría, por supuesto el pool genético no sería grande, aunque la población tuviera un millar de hembras sin parentesco. Para tener una idea mejor sobre CóMO es de grande el pool genético en un caso como este, podríamos calcular la población eficaz. Si la población tiene 100 individuos, con un número igual de machos que de hembras, que se aparean aleatoriamente unos con otros con la misma cantidad de descendientes de cada padre, entonces la población EFICAZ es también 100. En cambio, con la reproducción intensiva de un macho, como el caso descrito arriba, podemos calcular la población eficaz con la fórmula siguiente:


       1        1        1

      ---- = ------ + -------

       Ne    4 x Nm    4 x Nf

 

Donde Ne = la población eficaz, Nm = número de machos, Nf = número de hembras.

En nuestro caso:


       1       1         1

      ---- = ----- + --------

       Ne    4 x 1   4 x 1000



       1      1     1

      ---- = --- + ----

       Ne     4    4000



       1     1001

      ---- = ----

       Ne    4000



       Ne    4000

      ---- = ----

       1     1001



      Ne = 3,996

¡En esta población tan grande - 1001 reproductores - equivalen a una población de solamente 2 machos y 2 hembras!

Generalmente hablando, la población eficaz no será más grande de 4 veces el número de individuos del menor sexo representado (a menos que hayamos definido un programa de crianza específicamente diseñado para evitar la pérdida de variación genética, pero éste es un caso muy raro en la cría del gato). Esto significa que si se utilizan 5 machos, la población eficaz no será mayor de 4 x 5 = 20, aunque pudiéramos utilizar un millón de hembras en ese programa de cría.

En realidad, es raro que se utilicen 5 machos para el mismo número de camadas y que no se utilice al resto de machos de la población para criar. Entonces será un poco difícil utilizar esta fórmula. ¡Pero no nos preocupemos! ¡Hay otros métodos!

Una población eficaz demasiado pequeña conlleva un aumento del grado de consanguinidad de los individuos para cada generación. Hay una conexión entre la consanguinidad y la población eficaz. Usando esta conexión, podremos calcular la población eficaz de nuestras razas de gatos. Podemos utilizar nuestros pedigríes para calcular el coeficiente de la consanguinidad (COI). La manera más fácil de hacer esto es entrar el pedigrí en un buen programa informático que sea capaz de calcular el COI. También es posible calcularlo a mano. No es difícil, pero si las relaciones de parentesco son complicadas y se quiere calcular el COI de muchas generaciones, invertiremos mucho tiempo, y hay un riesgo considerable de cometer un pequeño error en alguna parte. Sin embargo, si las relaciones son simples y el número de las generaciones a calcular es razonable, podríamos calcular rápidamente el COI directamente del pedigrí. ¡Realmente es bueno saberlo hacer! Ha habido muchos artículos dedicados a explicar cómo.

Si quisiéramos calcular la población eficaz de una raza de gato en un país específico, por ejemplo el Cornish Rex , primero necesitaríamos un archivo o una base de datos con los pedigríes del Cornish Rex en el país en cuestión. De esta base de datos seleccionamos las camadas del año anterior. Si hay muchas camadas, podemos coger una muestra al azar con el número deseado de camadas. Entonces calculamos el COI para estas camadas, por ejemplo a partir de 5 generaciones. Calculamos el valor medio de estos COIs y lo guardamos para más adelante. Después cogemos a todos los padres de nuestras camadas seleccionadas y calculamos el COI, con la diferencia que ahora calculamos a partir de una generación menos, en nuestro caso 4. Y entonces calculamos el valor medio de estos COIs. Imaginemos que conseguimos un valor medio del 5,5% para las camadas y un valor medio del 4,5% para los padres de las camadas. Se calcula la diferencia entre esos dos valores, 5,5% - 4,5% = 1,0 por ciento. Para saber en que proporción el grado de heterocigotismo ha disminuido en esta generación, calculamos: 0,01 / (1-0,045) = 0,01047, o 1,047 %. Tenemos entonces otra fórmula:


              1

      Ne = ------

           2 x dF

... donde Ne es la población eficaz, y dF es la variación del grado de heterocigotismo de una generación a la siguiente, según lo calculado arriba.

En nuestro ejemplo, con dF = 1.047% = 0.01047, tendremos:


                1

      Ne = ----------- = 47,76

           2 x 0,01047

La población eficaz del Cornish Rex en nuestro ejemplo sería 48. Una población eficaz de 50 individuos generalmente se considera el límite inferior, cuando una especie está amenazada de extinción. Por supuesto nuestras razas felinas no es una especie aparte, pero con los libros de orígenes cerrados, el efecto será el mismo.

Es posible que nuestra población de Cornish Rex tenga un grado mayor de consanguinidad del realmente necesario, sólo porque los criadores están separados en pequeños grupos, criando distintas líneas cada grupo. ¿Quizás nuestra población eficaz podría ser más grande si no existiera esta segregación en las líneas? ¿Cómo podemos comprobarlo?

Nos vamos al grupo de los padres de nuestra muestra, los dividimos en machos y hembras, y entonces probamos de cruzarlos aleatoriamente. Calculamos el COI para estos cruces al azar, calculamos el valor medio, y después comparamos este valor con el valor medio del COI de los padres. Imaginemos que los cruces al azar dan un valor medio del 5%. Entonces dF = (0,05-0,045)/(1-0,045) = 0,005236 el = 0,5236%. Y...


                1

      Ne = ------------ = 95,49

           2 x 0,005236

Así pues, en este caso, la población eficaz tendrá un nivel mucho más razonable si simplemente pudiera haber una mejor cooperación entre los criadores del país.

¿Qué pasa si la población eficaz es demasiado pequeña?

Una hecho es que el coeficiente de consanguinidad aumenta para cada generación. Realmente, esto sucede en TODAS las poblaciones que no son de tamaño ilimitado, en este caso, la selección natural impide que haya más individuos consanguíneos, de manera que una ligera alza de la consanguinidad queda compensada y se mantiene el status quo. También se sabe que hay más óvulos fecundados que descendientes nacidos en las camadas, hay una teoría según la cual un feto tienen que "luchar" para conseguir su lugar en el útero, y que los fetos con más grado de homocigotismo tienen menos probabilidades de sobrevivir. Sin embargo esta teoría no ha sido demostrada.

¿Qué pasa, cuando el coeficiente de consanguinidad medio aumenta cada generación? Al principio, no mucho: hasta que el grado de homocigotismo alcanza cierto nivel crítico, los verdaderos problemas no aparecen, y entonces es, en general, mucho más difícil corregirlo. Es mucho mejor comenzar a trabajar contra estos problemas antes de que aparezcan los síntomas. El problema pedagógico es que los criadores que empiezan a criar con pocos individuos no verán inmediatamente los problemas engendrados. Piensan que "he criado de esta manera durante muchos años, y no he tenido ningún problema". ¡Pero como podemos ver, el "ensayo y el error" no es un método muy apropiado en este caso! Cuando aparece el "error" es un poco tarde para remediarlo fácilmente.

¿Por qué entonces es tan peligrosa la endogamia? Los criadores bien informados lo saben, significa un riesgo creciente de doblar los alelos recesivos patógenos o letales. Normalmente, el sistema de pares cromosómicos nos protege contra este riesgo de forma notable, en una población que no sea demasiado consanguínea. Todos los individuos son portadores de algunos genes recesivos patógenos. Algunos piensan que la consanguinidad despeja los alelos recesivos y conduce a una raza más sana para el futuro. Pero, primero, la consanguinidad no despeja nada en sí misma, tiene que ser combinada con una selección muy estricta para eliminar los genes indeseables. En segundo lugar, hay que practicar una consanguinidad increíblemente fuerte para conseguir que todos o casi todos los loci sea homocigotos, de modo que se pueda ver si los gatos son portadores o no de todos los genes indeseables. Aparead una hembra con su hermano y el 25% de todos los loci serán homocigotos. Aparead entonces a dos de sus descendientes y el 37.5% de sus loci serán homocigotos. ¡Y después tomamos dos de ésos descendientes y los apareamos ! La consanguinidad será tan fuerte que la mayoría de criadores darían marcha atrás. Pero "solamente" un 50% de los loci siguen siendo homocigotos. A pesar de esta drástica consanguinidad, no evitaremos que se expresen otros alelos recesivos, potencialmente patógenos.

Pero imaginemos que vamos hasta el final con esto: criamos una línea hacia el 100% de homocigotismo, seleccionando fuertemente contra genes patógenos. Todos los individuos tendrán exactamente el mismo genotipo, a excepción, claro, que los machos deben tener un cromosoma Y donde las hembras tienen un segundo cromosoma X.

De acuerdo, ha llevado mucho esfuerzo y dinero hacer esta línea llamada isogenética, y muchos gatos murieron en el transcurso. ¡Pero si finalmente hemos alcanzado a tener una línea 100% sana desde un punto de vista genético! ¡Yuppiiiiii!!!

Es posible, esto puede hacerse, si se tiene cuidado y no se deja aumentar el grado de homocigotismo más rápidamente que lo que se tarda en eliminar los genes mutantes. Esto se ha hecho con los ratones utilizados para las pruebas científicas. ¡Esto va muy bien! Pero... solamente una línea sobre veinte consigue sobrevivir. Las otras 19 líneas mueren en el proceso. ¿Quizá no valga la pena?

Además, el sistema inmunitario no es muy bueno en los individuos homocigotos. El sistema inmunitario trabaja mucho mejor si los loci implicados son heterocigotos, porque da al individuo la posibilidad de desarrollar DIFERENTES tipos de anticuerpos, y no solamente tipos de anticuerpos IDENTICOS. Esto no es un problema importante en ratones de laboratorio, ya que su ambiente está absolutamente protegido contra enfermedades contagiosas (indeseadas), y desgraciadamente, no se considera una tragedia que un ratón de laboratorio muera. Si un gato de compañía adorado y considerado parte de la familia, muere, esto si es muy triste. Hmmm... ¡Quizás no sea tan buena idea después de todo?!

Después de todo, las mutaciones suceden espontáneamente y con el tiempo, destruirían nuestro genotipo tan sano. Hay que que contar que cada individuo aporta una o dos nuevas mutaciones.

¡Pienso que debemos cambiar nuestra estrategia!

¿Pero qué hacer si la raza es ya consanguínea?

¿Si una raza o una población es ya tan endogámica que da claras muestras de depresión consanguínea, por ejemplo un alto índice de cánceres precoces o de infecciones, qué se puede hacer?

Si hay líneas sin relación de parentesco con las de otros países, por supuesto, la mejor solución sería aumentar los intercambios de gatos entre esos países. Si tales líneas sin parentesco no existen, habrá que hacer cruces exogámicos -outcrossing- con gatos de otra raza o gatos sin registrar, que entren suficientemente bien en el estándar. Si se llegan a mezclar en la población bastantes alelos nuevos, se solucionará el problema de la consanguinidad.

Una objeción bastante frecuente contra este tipo de soluciones consiste en decir que no sabemos qué nuevos alelos recesivos patógenos podrían introducirse en nuestra raza a través de estos cruces exogámicos. Es verdad, no se sabe. Sabemos que la mayoría de los individuos llevan algunos genes recesivos patógenos. Muchos criadores piensan también que es mejor tener una población más consanguínea con menos variedad de enfermedades genéticas, para poder controlarlas más fácilmente. Hay incluso tests disponibles para estas enfermedades. Pero, como veremos abajo, es mejor tener diferentes alelos recesivos patógenos con frecuencias alélicas bajas que tener una sola patología al modo de transmisión recesivo con una frecuencia alélica más alta.

Imaginemos que tenemos una población A, con una frecuencia alélica del 50% para un cierto tipo de patología recesiva. Lo comparamos con una población B con una frecuencia alélica del 10% para cinco patologías recesivas diferentes. Ambas poblaciones tendrán la misma frecuencia alélica de los genes patógenos, pero la población A tiene un solo tipo de alelo mutante (fácil de tener bajo control) mientras que la población B tiene cinco tipos de alelos defectuosos.

El riesgo de que un gatito de la población A muestre la enfermedad genética es de 0,5 x 0,5 = 0,25 = 25%.

El riesgo de que un gatito muestre una enfermedad genética en la población B es 5 x (0,1 x 0,1) = 0,05 el = 5%. Esto demuestra que conseguimos gatitos considerablemente menos defectuosos en una población con frecuencias alélicas más bajas para diversas patologías. La manera más eficaz de mantener una raza sana no es intentar eliminar los alelos recesivos patógenos, sino mantener la frecuencia alélica en un nivel suficientemente bajo para que dos alelos recesivos patógenos de un mismo tipo casi nunca se encuentren.

Algunos criadores vacilarán en practicar los cruces exogámicos porque temen que se pueda perder el tipo para siempre. Algunos criadores son de la opinión que los cruces endogámicos, entre parientes cercanos o en una misma línea, es la única manera de conseguir un tipo excelente y uniforme. Es verdad que criando en consanguinidad se puede alcanzar resultados más rápidos. El problema es que se arriesga la salud de los gatos a largo plazo. Es posible obtener el mismo resultado sin cruces endogámicos, aunque se toma más tiempo. Desafortunadamente la consanguinidad es un atajo muy tentador para los criadores que están interesados en exponer sus gatos. Pero se debe tener presente que la mayor parte de los genes que forman los pares homocigotos no tienen absolutamente nada que ver con el tipo. ¡Por ejemplo, un ser humano tiene aproximadamente 30.000 genes, y el 98.5% de éstos son idénticos con los de un chimpancé! ¿Y, no somos muy diferentes de un chimpancé? ¿Qué proporción de genes marcan la diferencia entre un Siamés y un Persa? ¿O un Bosque de Noruega y un Maine Coon? ¿O entre un Burmés con un buen tipo y un gato de calle que se parezca al Burmés con un tipo razonablemente bueno? ¡Nada que no se pueda arreglar en algunas generaciones de crianza selectiva, estoy absolutamente seguro!

¡Los problemas genéticos aparecen en las razas!

¡Sí, eso es también debido a una población eficaz demasiado pequeña! A menos que sea debido a una crianza sin consideración alguna hacia las funciones anatómicas del animal. Criar para obtener cuerpos extremadamente largos pudo causar problemas en la parte posterior del gato. Criar para obtener caras muy chatas pudo dar problemas dentales. Criar para obtener cabezas extremadamente triangulares, cuadradas, redondas, etc. pudo causar problemas estomatológicos, oculares, cerebrales, o que se yo. Un gato debe ser ante todo ser un GATO. No es un pedazo de arcilla que podemos moldear según nuestros ideales estéticos. Un gato no está hecho de círculos, triángulos, cuadrados, u otras figuras geométricas, tenemos que recordar eso. Tiendo a veces a estar de acuerdo con un genetista, que trabaja sobre todo con perros, que sugirió que quizás los criadores deberían criar solamente perros con la capa de pelo de un caniche, de modo que pudiéramos cortar a tijera las formas geométricas y los ángulos extravagantes que encontramos atractivos. Entonces los animales podrían poseer su anatomía en paz.

A excepción de este triste fenómeno, son las poblaciones eficaces demasiado pequeñas quienes causan en las razas, las frecuencias alélicas de muchas patologías. Muchos criadores parece que están un poco confundidos sobre esto. Puede ser que piensen que si tenemos por ejemplo, 10% de gatos de una raza afectada por PRA, es decir una frecuencia alélica aproximada del 32% para el gen recesivo de la PRA, y si no se practican tests para intentar reducir esta frecuencia, ésta aumentará automáticamente con el tiempo. Esto no es exactamente así. Si así fuera, entonces también la frecuencia alélica de la dilución (azul, crema, etc.) aumentaría continuamente a menos que seleccionáramos para impedirlo. Si la población eficaz es bastante grande, y no se hace ninguna selección contra la PRA, entonces la frecuencia alélica permanecerá en el 32%.

Por otra parte si solamente se efectúa una ligera selección contra la PRA, por ejemplo dejar tener una sola camada a los gatos afectados de PRA (homocigotos), la frecuencia alélica disminuirá. Lentamente con una selección débil, más rápidamente con una selección estricta. Si se pudiera apartar a todos los gatos que tuvieran la PRA del programa de crianza antes de que tuvieran una camada, el resultado sería éste:


      Número de      Frecuencias genotípica (%)

      generaciones          PP         Pp        pp



      1               46,8       43,2      10,0

      2               57,8       36,5      5,76

      3               65,0       31,2      3,74

      4               70,2       27,2      2,62

      5               74,1       24,0      1,94

      Etc.

¿Pero qué pasa si la población eficaz es demasiado pequeña? ¿Qué pasará con la frecuencia alélica de las patologías? Será como tirar a cara o cruz una moneda 10 veces. La ocasión para cara es el 50% cada vez. Y si se hubiera tirado esta moneda 1.000 veces, se estaría muy cerca del 50% de cara y del 50% de cruz. Pero si solamente se tira 10 veces. Entonces no será raro si se consigue, por casualidad, 70% de cara y 30% de cruz, o 30% de cruz y 70% de cara, o algo similar.

En una población felina pequeña, el panorama es análogo: una frecuencia alélica del 30%, en la generación siguiente puede haber aumentado hasta el 35%, debido a este efecto del azar. O bien puede ser que haya disminuido hasta el 25%, debido al mismo efecto del azar, que en el caso de la PRA, sería mucho mejor, por supuesto. Pero seamos pesimistas y asumamos que la frecuencia aumentó hasta el 35%. Entonces la frecuencia alélica PREVISTA para la generación siguiente es también el 35%. Pero por el azar puede ser que oscile hacia el 29%, el 34%, el 38%, el 42%, o vaya usted a saber. Cuanto más pequeña es la población eficaz, más grande es el riesgo de tener una desviación mayor de la frecuencia alélica prevista. Entonces esta frecuencia alélica, obtenida al azar, será el valor previsto para la generación siguiente. Este fenómeno se llama deriva aleatoria. Si el impacto de esta deriva aleatoria es más fuerte que el impacto de la selección - natural o artificial - entonces una frecuencia alélica podría ir en dirección contraria a lo que se desea, A PESAR DE la selección. Entonces los ojos podrían ser más pálidos en los Siameses, o los pinceles podrían ser más pequeños en los Bosques de Noruega, o la PKD podría ser más común en los Persas. ¡Todo esto sería todo, menos agradable, por supuesto!

Si se mira como la PKD se ha convertido en un problema demasiado común en los Persas, una selección misteriosa a favor de riñones enfermos no es muy creíble. Debe tener otra causa.

Por supuesto todo debe haber empezado con una mutación aparecida en un gato, hará mucho tiempo. Es un gen dominante, así que el gato desarrolló quistes en sus riñones. Imaginemos que era un macho que murió del PKD a los 5 años, o quizás a los 7 u 8 años. De cualquier manera, se ejerce cierta selección contra el gen. Si la población es bastante grande, la frecuencia alélica disminuirá y acabará en el 0%. Igualmente, sin selección ninguna contra el gen, hay buenas oportunidades de que el gen mutante desaparezca en las próximas generaciones, puesto que la frecuencia alélica podría, por casualidad, ser levemente más grande o más pequeña. Y puesto que la frecuencia alélica era inicialmente muy pequeña (un solo alelo mutante en una gran población), es probable que acabe por disminuir hasta el 0% por el azar, y entonces el gen mutante se elimina.

Así pues, la población eficaz de los Persas no era al parecer bastante grande. Por la deriva aleatoria, el azar desgraciadamente causó un aumento de la frecuencia alélica de la PKD. A pesar de cierta selección en contra del gen mutante, el resultado fue que la frecuencia terminó por aumentar hasta el 25-30% antes de que la mayoría de criadores fueran conscientes del problema y se empezara a efectuar una selección más estricta.

¿Qué nos aporta todo esto? Que si no tenemos poblaciones eficaces bastante grandes, continuarán apareciendo graves problemas genéticos de elevadas frecuencias. Si se tiene mala suerte, puede ser que también tengamos dificultades en nuestras tentativas de reducir el impacto de estos problemas a través de la selección.

Si en lugar de esto, nos cercioramos de que la talla de las poblaciones eficaces de nuestras razas sean suficientemente grandes, las enfermedades genéticas dejarán de ser un problema común en toda la población. Y a modo de extra, evitaremos depresiones de la consanguinidad y malos sistemas inmunes.

Criar con poblaciones eficaces demasiado pequeñas, y al mismo tiempo comenzar proyectos para luchar contra patologías genéticas dentro de una raza, es como seguir un tratamiento contra el cáncer de pulmón y continuar fumando, o como estar recogiendo el agua que se vierte en el suelo desde la bañera cuando todavía no hemos cerrado el grifo, así que el agua continúa vertiéndose en la bañera.

Trabajar para extender suficientemente los pools genéticos es una medida preventiva para nuestras razas. No es demasiado juicioso tratar las dolencias, sin preguntarse que medidas preventivas se podrían tomar para, antes que nada, prevenir los síntomas.

También debemos ser conscientes de la necesidad de conservar poblaciones eficaces razonablemente grandes, cuando se acepta una creación de raza de gatos spotted de pelo corto a partir de otra, o una creación de una raza de grandes gatos de pelo semilargo y de cabeza tipo medio a partir de otra, etc. A menos que el número de criadores que quieran trabajar con razas spotted de pelo corto aumente en paralelo, el reclutamiento de criadores de Bengalíes por ejemplo - sólo es un ejemplo - dependerá de las posibilidades de mantener un número constante y suficientemente importante de gatos reproductores de los criadores de Ocicats, Orientales spotted, Mau Egipcio, etc.. ¿Pueden estas razas permitírselo? ¿La nueva raza podrá crearse un lugar entre el resto de estas razas? ¿O quizás tendrán todas ellas poblaciones demasiado pequeñas, de modo que al final lo que se consiga es destruir todas las razas spotted de pelo corto? Es un punto importante en el que deben pensar las organizaciones felinas. Estas amenazas son reales, no solamente "teóricas", y se ha comenzado ya a ver los primeros efectos, aunque no todavía de forma tan grave como en las razas caninas. Pero estoy asustada de que irá a peor, a menos que hagamos algo - cuanto más pronto mejor.

Esto es algo que tenemos que comenzar a trabajar en las organizaciones felinas . No se debe olvidar, entre todos los proyectos, la lucha contra enfermedades específicas. Esta es la base real para la salud de nuestros gatos.

©Ulrika Olsson, 2002

Bases de datos en el Internet

Para asegurar que las poblaciones efectivas y los pools genéticos de las razas con las cuales estamos trabajando son bastante grandes, es necesario crear bases de datos con todos los gatos, sin importar a qué asociaciones pertenezcan. Los genetistas de poblaciones tendrán entonces la posibilidad de estudiar la situación de cada raza, y se podría conseguir unas recomendaciones basadas en hechos en vez de conjeturas sobre lo que PENSAMOS que es la situación. Se podría también saber a tiempo, si una raza está afectada viendo que la variación genética de su pool genético decrece, antes de que aparezcan los SíNTOMAS de la consanguinidad.

Para informar y ayudar a los criadores de todo el mundo, es también importante que estas bases de datos estén disponibles en la Internet, de modo que cada uno pueda compartir la información que se ha recopilado. Como yo lo veo, los registros se hacen para beneficiar la crianza, y la información también debe estar disponible para los criadores. Después de todo, son los criadores quienes están tomando las decisiones sobre la crianza. Por consiguiente, la información de los registros debe ser puesta a disposición de los criadores de todo el mundo para que puedan estudiarlo.

Inicialmente, cuando se está discutiendo una política más abierta, es frecuente que algunas personas estén preocupadas de que la publicación de información no haga más fácil la falsificación de pedigríes. Pero la cuestión es si en realidad no hace más difícil la falsificación de pedigríes, puesto que también esos pedigríes serían publicados rápidamente. Y entonces los dueños de los gatos implicados, por supuesto, reaccionarían inmediatamente y se podrían tomar medidas para corregir los errores.

Todo esto podría sonar posiblemente un poco raro para alguien que no haya estado pensando en ello, pero creo que la actitud de mantener en secreto la información de un pedigrí es solamente una cuestión tradición. Como yo lo veo, habría muchas ventajas si se publicara la información de los registros - hay que habituarse a esta idea y convencerse de que nada peligroso va a suceder.

Estoy firmemente convencida de que las "malas" decisiones de crianza, desde un punto de vista de la salud, son debidas en su mayor parte, a la carencia de información y del conocimiento sobre los mecanismos biológicos. Estas bases de datos, combinadas con una formación educativa organizada por los clubes felinos, podrían contribuir mucho al conocimiento sobre las razas y la crianza entre los criadores. Eso permitiría entonces mejorar la salud genética de nuestros gatos.