Tener una camada
Posiblemente divertido, nunca sencillo
Picture

English Chinese German Danish Spanish French Italian Dutch Norwegian Polish Portuguese Russian Swedish Taiwanese

[Traducido por Jose Luis Grasset, Criadero Purrumao.]

Estudiar un pedigrí

A menudo se minusvalora la importancia de estudiar los pedigrís. A la mayoría de los criadores principiantes les lleva tiempo darse cuenta de lo importante que esto es, y solo con el tiempo aprenden qué es lo que hay que buscar en un pedigrí.

A menudo nos ocurre que el primer animal que compramos, con el tiempo no cumple nuestras expectativas, por ejemplo en cuanto a su pedigrí. Durante los años posteriores a la adquisición de nuestro primer gato de cría, llegamos a saber más sobre su familia y antepasados. Posiblemente porque los antepasados de nuestro gato han sido utilizados con mucha frecuencia para la cría y eso hace muy difícil encontrar una pareja adecuada para él. O porque con el tiempo averiguamos que uno de sus parientes ha transmitido malas características a algunos de sus descendientes, como pueden ser enfermedades de transmisión genética o defectos en cuanto al estándar de la raza.

Mucha gente no sabe qué buscar cuando estudia un pedigrí. El hecho de que un gato tenga pedigrí no significa necesariamente que el animal sea de raza pura. En algunas razas, los cruces con otras razas están permitidos. En otros casos, los libros de orígines siguen aún abiertos, permitiendo esto que gatos sin pedigrí pero con un gran parecido a la raza en cuestión puedan ser utilizados para cruces de fuera de línea (outcrosses). En ambos casos, esto se permite para ampliar el banco genético. Estos cruces de fuera de línea está regulados por reglas muy estrictas que describen qué gatos son o no aptos para cada raza.

Sin embargo, en el pasado ha habido algunos cruces inadecuados de razas que, aún a día de hoy, siguen causando problemas. Un ejemplo sería el gen "point" (color siamés) prohibido en la raza Maine Coon.

¿Cómo saber si el pedigrí de su gato está bien? Algunas asociaciones felinas europeas anotan en el pedigrí el código EMS de cada gato. Para un Bosque de Noruega, es el "NFO", para un Sagrado de Birmania es el "SBI", y para un Maine Coon es el "MCO". Si la descripción en el pedigrí dice "XSH" o "XLH" el gato no es de raza pura (XSH significa gato de casa de pelo corto, XLH significa gato de casa de pelo largo). También puede haber en el pedigrí anotaciones como "exp. 1e generation" o algo similar (donde "exp" significa experimental). Una vez más, esto supone que el animal no es de pura raza.

Incluso si ud. no sabe el significado de cada código, abreviatura o símbolo de un pedigrí, podrá saber si todo es correcto con un poco de lógica y atención. Si en el pedigrí, todos excepto uno o dos de los animales tienen las mismas abreviaturas, pida explicaciones. Contacte con otros criadores o con la asociación que emitió el pedigrí. Ellos podrán explicarle el significado de las abreviaturas y por qué algunos gatos tienen descripciones diferentes a los demás. Jamás de por sentado que un pedigrí es garantía de la calidad o pureza del gato o de la integridad de su criador. Investigue ud. por su cuenta y hasta los antepasados más lejanos dónde alcance la información. ¡Un pedigrí no es una garantía!

Finalmente, hay otros tipos de información que puede conocerse gracias al pedigrí, como es el porcentaje de consanguinidad (endogamia) del animal. Para calcular este porcentaje de la manera más precisa posible, es necesario investigar más allá de las 4 ó 5 generaciones que aparecen en el pedigrí. Si ve el nombre del mismo gato mencionado más de una vez, estará claro que tuvo lugar algún grado de endogamia (cruce entre parientes cercanos). El nivel de endogamia puede ser calculado por un programa informático específico como Pawpeds.

Siguiente...