Tener una camada
Posiblemente divertido, nunca sencillo
Picture

English Chinese German Danish Spanish French Italian Dutch Norwegian Polish Portuguese Russian Swedish Taiwanese

[Traducido por Jose Luis Grasset, Criadero Purrumao.]

Ética

¿Por qué quiere ud. criar? ¿Quiere tener una única camada o quiere dedicarse seriamente a la cría de una raza en particular? Si tan sólo quiere criar una vez no necesita gatos de raza; puede tener una camada de gatitos con dos gatos de casa. ¿Acaso no son todos los gatitos encantadores por igual, tengan pedigrí o no.

Si quiere dedicarse seriamente a criar una raza en particular, quizás haya pensado también organizar su propio programa de cría. La cría es mucho más que encontrar un semental hermoso para su hembra. Se debe planificar la cría con varias generaciones de gatos de antelación. Los planes están siempre expuestos a nuevos cambios ya que los gatos tienen ideas propias al respecto. He aquí algunos ejemplos de cómo se pueden alterar los planes de un criador:

  • La hembra no entra en celo.
  • El semental "marca" con tanta frecuencia que su dueño lo hace castrar antes de haber podido cruzarlo.
  • La hembra no acaba de quedarse preñada a pesar de haber sido cubierta varias veces por el macho.
  • La hembra rechaza al macho con el que el dueño tenía pensado cruzarla.

Sin embargo, si ud. tiene un programa de cría en mente, debería continuar adelante a pesar de inconvenientes como estos.

Haberse fijado un programa de cría no implica no poder cambiarlo según las necesidades. El programa debe ser considerado más una guía para ayudar cuando haya que tomar decisiones. Tras un tiempo, es muy posible que considere que sus objetivos como criador necesitan modificaciones, por ejemplo porque se hayan producido nuevos desarrollos en la raza en cuestión que hacen que sus primeros objetivos sean ahora inalcanzables; o porque, conforme ud. ha adquirido nuevos conocimientos, acabe decidiendo que sus objetivos originales ya no valen la pena.

Plantearse un objetivo a alcanzar como criador garantiza que ud. no empiece simplemente a sumar más ejemplares corrientes a los ya existentes, convirtiéndose así en un criador que no contribuye con nada, ni bueno ni malo, a la raza, (en inglés se utiliza la expresión "backyard breeding" para referirse a este tipo de cría). Muchos principiantes empiezan siguiendo una idea tan sencilla como: "¿no sería divertido tener una camada?". Los criadores más experimentados no creen que esta sea una buena idea. Cualquier criador que se respete intenta mejorar la raza, no simplemente añadir más gatos a la población existente. Y sin embargo: ¿en qué consiste mejorar la raza? ¿Supone eso gatos más sanos? ¿O gatos más bellos? ¿O que gusten más al público? La mayoría de los criadores traten de conseguir gatos más sanos, más hermosos y que gusten más. Mucha gente puede estar de acuerdo en qué gatos gustan más, pero ¿cómo definir más sano y más bello? Sobre esto último hay muchas opiniones diferentes. Lo que hace a un gato más bonito es una cuestión de gusto. Cada uno puede seguir su propio gusto mientras esté dentro del estándar de la raza. Un gato sano es aquel que llega a los diez años de edad sin ningún tipo de enfermedad.

También hay que tener en cuenta la influencia que sus decisiones como criador tendrán en el banco de genes. Si, por ejemplo, ud. tiene una camada de 8 gatitos y vende los 8 a otros criadores, ¿es eso bueno para la raza? Y si obtiene otras dos camadas más de la misma hembra y vende también esos gatitos a otros criadores, ¿qué consecuencias tendrá esto? Por otro lado, si ud. produce una camada de una combinación única de gatos y no vende ningún gatito a otros criadores, ¿en qué contribuye ud., positiva o negativamente, a la evolución de la raza? ¿O sería este un caso de "backyard breeding"? Con esto no queremos decir que sea imprescindible vender un gatito de cada camada a un criador, simplemente pretendemos que el lector reflexione sobre sus razones particulares para criar gatos de raza.

Siguiente...