Tener una camada
Posiblemente divertido, nunca sencillo
Picture

English Chinese German Danish Spanish French Italian Dutch Norwegian Polish Portuguese Russian Swedish Taiwanese

[Traducido por Jose Luis Grasset, Criadero Purrumao.]

Equipamiento

Cada criador tiene su manera de acomodar sus gatos. No hay una única manera correcta de hacerlo. Todo depende de las condiciones de cada criador, y lo que sirve para uno puede no funcionar para otro. Por poner un ejemplo: hay gente que ensalza las jaulas por encima de todo, mientras que otros no las pueden ni ver. Escuche todas las opiniones que pueda, y después intente elegir entre la maraña de ideas diferentes y consejos bienintencionados que oirá.

Son varias las circunstancias que determinan el mejor tipo de alojamiento para cada uno: el tipo de casa, los productos disponibles en su zona (existen productos disponibles en los EE. UU. que no lo están en Europa y viceversa), y los animales que comparten casa. Un ejemplo sería ese cajón que uno construye con todo el cariño del mundo para que su gata dé a luz en él, para luego comprobar cómo la gata prefiere parir sobre la cama; entonces solo queda ir corriendo al armario de la ropa blanca para coger toallas e intentar salvar la cama como sea.

Puede también ser difícil persuadir a una madre de que sus gatitos están más seguros en su jaula. Algunas hembras se quedan con sus gatitos, mientras que otras los cambian de lugar continuamente. Si la hembra decide que están mejor fuera de la jaula, deje que se los lleve. Aunque no hay que dejar que la madre se salga con la suya siempre; por ejemplo, colocar a sus gatitos en lo alto de un armario no sería acertado. Pero si ella prefiere que sus gatitos crezcan bajo su cama en lugar de en la jaula, permítaselo y procure que estén lo más cómodos posible en su nuevo alojamiento. De ese modo la madre estará contenta, lo cual la hará ser mejor madre con sus gatitos.

Debajo pueden ver algunos ejemplos, así como proyectos que otros criadores hicieron ellos mismos. No pretenden ser modelos a imitar, sino sugerencias para inspirarle.


Kitten box

Hay asas a los lados de esta jaula para gatitos para poder desplazarla fácilmente de un lado a otro. También puede añadirle ruedas, pero asegúrese de poner freno a las ruedas para que la jaula no se mueva cuando la hembra salte encima. Foto por cortesía de Annemiek Frieswijk.


Kitten box

A menudo, los gatos quieren comer comida que no es la suya. Si da a los gatitos comida para cachorros, los gatos adultos estarán encantados de darse un festín con ella. Una jaula de alimentación como esta tiene un agujero pequeño en un lateral para que solo los gatitos puedan entrar a comer la comida de su interior, aunque est no impide que sean los gatitos quienes vayan a comer la comida de los adultos. Foto por cortesía de Annemiek Frieswijk.


Kitten box

Los gatitos pueden crecer en una zona de juegos acotada en el salón, evitando así problemas de todo tipo (como quedar atrapados detrás del frigorífico o llevarse un calambre por morder cables eléctricos). Esta jaula está hecha de piezas plastificadas y un trozo de linóleo por suelo. Foto por cortesía de Traci Jones.


Kitten box

A menudo, la gente utiliza una caja de cartón como caja para el parto. Esto puede ser muy conveniente puesto que se puede desechar después del parto y no necesita limpiarla. Recuerde sin embargo, que cajas como las de la fruta pueden haber estado en contacto con pesticidas. Por ese motivo no se recomienda el uso de cajas de cartón. Esta caja fue comprada en Ikea, está hecha de plástico y es fácil de limpiar. Foto por cortesía de Riëtte van Beek.

También puede adquirir casitas plegables para animales, que tienen el aspecto de pequeñas tiendas de campaña. Se pueden utilizar como cajas para el parto, jaula para los gatitos, etc. Su ventaja es que, cuando no se usan, se guardan sin ocupar casi espacio. La desventaja es que suelen ser caras.

Para el cajón del parto, la jaula de los gatitos o el lugar donde tenga sus gatitos, lo mejor es usar tela blanca como relleno. La mayoría de las madres son excelentes limpiadoras y limpian sus gatitos en cuanto estos se ensucian. Esto esta muy bien, pero en caso de que uno de los gatitos tenga deposiciones anormales, le llevará a ud. tiempo darse cuenta de que algo va mal. Las toallas o fundas de almohada blancas tienen la ventaja de que ud. podrá ver las manchas que dejen las deposiciones y así apreciar si su color es normal.

Para los cajones de arena también puede buscar alternativas a los productos caros de las tiendas de animales. Busque en grandes almacenes bañeras para bebés o cestos de ropa que sean utilizables para ese fin. Los gatitos no necesitan un cajón grande, ya que no podrían trepar a su interior en ningún caso. Use una bandeja con los lados elevados o una bañera para bebés en la que pueda cortar una entrada para los gatitos en uno de los laterales.

Por supuesto que en todo hogar con gatos debe haber un rascador. A los gatos les da igual que el rascador sea bonito, lo que quieren es poder afilarse las uñas a gusto. No le hará falta gastarse cientos de euros para tener a sus gatitos contentos. Cualquier idea creativa hecha con madera, cuerda de cáñamo y restos de moqueta servirá perfectamente. Pero asegúrese de que no hay clavos o grapas que sobresalgan.

Siguiente...